lunes, 1 de abril de 2013

"Los Héroes Reales son …."


La realidad siempre

supera a la ficción, y es

cierto, todos tenemos cerca

algún Héroe Real, alguien

con una historia que admirar

y que contar a los demás.



¡Siempre hay alguien que nos enseña a superarnos!


Escuchamos en la calle todos los días historias miles y de diferentes personas y situaciones, casualmente todas malas y con finales tristes y sobrecogedores. Y entre tanto, yo pienso y digo, ¿qué hay de la gente que se supera día a día?, de esas historias que te marcan solo de escucharlas, ¿son demasiado humanas como para tenerlas en cuenta y hacerlo público?! Cuanta admiración provocan que ni siquiera nos atrevemos a contar! Precisamente esas historias son las que tienen que llegar, esas son las que nos enriquecen y nos hacen ver, que somos fuertes, y que cuanto más difícil sea el reto y la circunstancia, más aún salimos adelante. ¡Hay que cambiar el chip, fijaros en mi post anterior, es una pista a tener en cuenta!


Si miramos a nuestro alrededor, seguro que encontramos a alguien con una historia de superación total, y en cambio, lo miramos como ¡pobrecito!, ¿pobrecito? Nos está dando una lección de humanidad, esfuerzo y sacrificio, una lección de amor, de cariño, de entrega y de superación, y nosotros ignorantes, ¡pensamos que es un pobrecito! Es increíble, pero cierto, tenemos que cambiar nuestro punto de vista y dejar de ser el ombligo del mundo, hay personas que son realmente auténticos héroes en sus vidas y en las de los demás, solo tenemos que aprender de ellos, sonreír en agradecimiento a su lección, admirar su valor y hacerle sentir como se merece, ¿un pobrecito? ¡NO! ¡Un Héroe Real! Esa es la diferencia entre lo que pensamos hoy, y lo que tenemos que pensar a partir de hoy, yo ya lo hago, y si, ¡yo tengo un héroe a quien admirar! y el resto, ¿lo tenéis?

Os dejo un video demostración de lo que es un vivo ejemplo de realidad, así como de cariño, amor y entrega total, es decir, ¡UN AUTÉNTICO HÉROE!

¡Si has visto el video, podrás empezar a romper barreras!