martes, 18 de junio de 2013

¡¡Asignatura Obligatoria: SOÑAR!!

Es por todos conocido, eso de que "los sueños nunca se hacen realidad", también es conocido, eso de "soñar es gratis", pero  una de las cosas más bonitas es soñar para vivir, soñar para reír, y soñar para seguir. Sin lo sueños, estamos vacíos, caminamos sin sentido, y sin un destino prefijado. Necesitamos seguir soñando, para poder seguir viviendo.





Siempre hay momentos en los que uno se detiene, se para a pensar, a dar una vuelta por esos lugares llamados sueños, ese espacio donde tú eres el verdadero protagonista, donde se cumplen tus expectativas, allí es donde consigues tus mejores y más grandes éxitos. Una sensación fantástica, que hace que tú mismo te valores, es un espacio donde no hay cabida para los malo, ni los errores, ni siquiera para los defectos, allí es todo muy bonito y de una forma especial.

Pues lanzo preguntas, ¿soñamos dormidos o despiertos? quizás lo hagamos de las dos formas, y hasta si me apuráis, solo somos capaces de soñar lo bonito, e independientemente de cual sea la forma en cuestión. Y tú, ¿como sueñas?

Nos trasladamos a un sueño cualquiera, si os parece, nos dejaremos llevar por un sueño precioso, donde todo lo que hacemos es por una lógica, donde mantenemos una sonrisa en nuestro rostro, un sueño que nos hace disfrutar de todos y cada uno de los momentos, alegrías con los amigos, disfrutar de la familia, aprender de los errores, saber que uno es importante para mucha gente, hasta podemos incorporar en el sueño, que alcanzamos metas, a todos los niveles, personales, profesionales, etc... Este es un gran sueño, donde el protagonista eres tú mismo, donde avanzas día a día con una escala de valores, donde tu forma de ser es diferente al resto, pero que si la sumas al de las demás personas, formáis un núcleo que eclipsa al mundo.

Es un sueño para ser el mejor, para disfrutar de uno mismo, para avanzar y crecer, para ser aquella persona que quieres ser. El mejor en todo lo que haces, sientes y trasmites.

Pues bien, si es cierto que son unas bases fenomenales para un sueño, pero, ¿porque llamarlo sueño, si realmente podemos hacerlo realidad? Estamos ante el mejor sueño de nuestra vida, el sueño de conseguir ser lo que quiero, mejorar en lo que deseo, y auto-convertirme en todo aquello que puedo. Las verdaderas razones de poder llevarlo a cabo, están dentro de mí, soy dueño de mi realidad y dueño al fin y al cabo de mi propio sueño.

 Soy yo quien puede por decreto y sin secreto, "ser el verdadero Príncipe de mi sueño y el verdadero Rey de mi vida".

Os dejo un vídeo que no os dejara indiferentes:


                                          Fuente: www.inknowation.com 

           
             "La primera lección de crecimiento es interna, después todo se vislumbra en el exterior"